10 octubre 2008


Para Mel (me contagié con varias "cosas" tuyas... y vos sabés que te contagiaste de algunas mías)


Saben todos que tengo heridas en las manos de defenderla.
De protegerla.
Pero ahí donde más duele me la guardo.
Me la reservo.
Y me la escondo para esos pequeños momentos en que su locura me contagió y me enseño a respirar de nuevo.
No hizo falta cambiar el color de mi cabello.
Porque a mi me bastaba conque ella me escuchara y me mire cuando yo seca de palabras quedaba.
Jamás voy a olvidar esas miradas que me respondían todo sin siquiera yo gritar desde lo más profundo de mi alma.
Por alguna razón hoy estamos separadas.
Esa que más que una amiga era mi hermana.
Se que voy a necesitarla.
Y quizá algún día llegue a perdonarla...
pero lo que si estoy segura que sé,
es que cada día voy a extrañarla.



No a todos les toca la suerte de tener una amiga/o.
Una mejor "amiga soñada".
Yo la tuve.
Apareció en el momento en que yo más lo "reclamaba".
Eso jamás se olvida. Y nunca se termina de pagar.
Por algún motivo hoy el maldito destino nos separa.
Somos varios los culpables y pocos los inocentes.

4 paranoicos:

Guty dijo...

Nada que una buena charla con mates o cerveza no pueda arreglar, o más o menos acomodar para reparar de a poquito.

Lucas.- dijo...

Que bueno eso!

Magic dijo...

Somos varios los culpables y pocos los inocentes?
Muy cierto. Pero bueno, el destino tiene eso de separar a veces a quienes creyeron ser inseparables, y aunque no tiene nada de justo, sólo tenemos que tratar de que no nos gane el destino (aunque poco podemos hacer).
Ojalá que tú y tu amiga vuelvan a ser lo que antes eran, si es aún se puede recuperar.

Saludos!

Alatriste dijo...

Nunca es tarde. Recupera esa amistad. Todo se puede perdonar. Las rencillas se olvidan. Los malentendidos se comprenden. No merece la pena perder a alguien especial que nos hace tanto bien. Que haya suerte. Cuídate.